¿Cuáles son los efectos de Radiesse?

A través del tratamiento de Radiesse lo que conseguimos es estimular la producción de colágeno natural, regenerando la consistencia y elasticidad perdidas. De esta forma, no solamente conseguimos eliminar las arrugas, sino además dotar al rostro de un volumen joven y natural que normalmente se pierde con los años, corrigiendo los déficit de consistencia que hayan aparecido con el tiempo y creando un efecto lifting sin necesidad de cirugía. Además, su aplicación se produce de una forma muy rápida y sus efectos son más duraderos que con otro tipo de rellenos faciales.

¿EN QUÉ CONSISTE EL RELLENO RADIESSE?

Primero se procede a inyectar el componente en la piel con una aguja muy fina y que no causa molestias al paciente. Una vez introducido, el especialista masajea la zona para moldearlo y adaptarlo a las necesidades de cada persona. Con este tipo de relleno lo que conseguimos es estimular la producción natural del colágeno y el fibroblasto para mantener la firmeza y la frescura natural de tu piel, sin cambiar tu expresión. El proceso dura alrededor de unos 15 minutos y los resultados son prácticamente inmediatos. Con una sola sesión suele ser suficiente, aunque esto depende de la profundidad de las arrugas y de la flacidez de cada persona. Además, no se necesita ningún periodo de recuperación tras la infiltración. Durante los tres primeros meses después del tratamiento actúa como relleno estético, dando más volumen a la piel y reduciendo las líneas de la edad. Sin embargo, al estimular el crecimiento natural del colágeno desarrollando tejido nuevo los resultados obtenidos se prolongan durante 12 meses.