Una de las últimas novedades en los tratamientos antiaging

Plasma Rico en Factores de Crecimiento

El tratamiento consiste en obtener Plasma Rico en Plaquetas del propio paciente y usarlo infiltrándolo en las zonas a tratar. La finalidad es potenciar, estimular y acelerar la regeneración de los tejidos.

La obtención del plasma se realiza extrayendo sangre del paciente y tratándola durante unos 15 minutos en una centrifugadora especial que conseguirá separar el plasma del resto de la sangre. Una de las ventajas de este tratamiento es el hecho de que al ser un producto derivado del propio paciente no existen riesgos de reacciones adversas.

Una vez se han aislado los factores de crecimiento del plasma del paciente, estos se suministran en la piel de la cara, el cuello y escote para activar y acelerar la regeneración de los tejidos, aumentando de este modo, la luminosidad, suavidad y espesor de la piel y retrasando los efectos del proceso de envejecimiento. Es un tratamiento que se puede aplicar a partir de los 35 años, a nivel preventivo, para ralentizar el proceso de envejecimiento y a partir de los 45 años con fines regenerativos y correctivos.