¿Qué es un peeling facial?

Un peeling facial es un tratamiento de medicina estética no invasivo en el que buscamos una renovación celular de las capas más superficiales de la piel. Como resultado obtenemos una transformación total de la misma haciendo que recupere su brillo juvenil.

¿En qué consiste un peeling químico?

Aplicamos unas sustancias sobre la piel que impulsan a la eliminación de las células muertas de forma rápida. De esta forma conseguimos la estimulación a la formación de una piel nueva. Esta regeneración es lo que nos permite conseguir resultados como pueden ser; unificar la tonalidad del rostro, mejorar su textura, hacer que recupere luminosidad, eliminar pequeñas cicatrices o marcas del acné…

1. Comenzamos con una limpieza profunda de la piel para desengrasarla.

2. Aplicamos una solución o mascarilla según el tipo de peeling.

3. En el caso de ser una solución se efectuarán una serie de pasos en la zona a tratar utilizando diferentes ácidos.

4. En el caso de ser una mascarilla se dejará actuar el tiempo que el profesional estime oportuno para después proceder a retirarla.

TIPOS DE PEELING QUÍMICO FACIAL

Tras una primera consulta en nuestra Clínica de Madrid totalmente gratuita, analizaremos tus características y necesidades para poder establecer un tratamiento a tu medida. En base a esto, podemos hablar generalmente de tres tipos de peeling facial:

Suave o superficial

Consiste en una exfoliación suave de la capa más superficial de la piel, la epidermis. Generalmente se realiza con ácido glicólico, un derivado de la caña de azúcar. Con este tipo de peeling solemos tratar las arrugas finas, el acné, el tono desigual de la piel y la sequedad.

Medio

No solamente eliminamos las células de la capa más superficial, sino que además tratamos
partes de la capa intermedia, la dermis. Con este otro tipo de peeling químico podemos
tratar manchas más acentuadas de la piel, pequeñas cicatrices ocasionadas por el acné y
algunas otras arrugas finas.

Profundo

Por último, tenemos el peeling químico profundo que es aquel que elimina células incluso de algunas de las capas que podemos encontrar debajo de la dermis. Suele utilizarse en aquellos casos en los que las arrugas están algo más acentuadas dado que produce un efecto tensor que perdura en el tiempo y que las reduce en número tamaño y profundidad.
Además, nos permite tratar manchas o marcas más acentuadas que con los tipos anteriormente mencionados es más difícil conseguir resultados.

Ventajas tiene elegir un peeling químico

  • Se adapta a nuestro tipo de piel independiente que sea grasa, mixta o seca.
  • Es un tratamiento sencillo, rápido e indoloro.
  • Su efecto es inmediato.
  • Es muy versátil, podemos tratar desde manchas y cicatrices producidas por el acné hasta simplemente recuperar el brillo de la piel.

Principales usos de un peeling químico

  • Eliminación de manchas.
  • Tratar marcas y cicatrices de acné.
  • Controlar la grasa y bacterias de las pieles con tendencia acnéica.
  • Recuperar el brillo y luminosidad de la piel.
  • Mejorar arrugas finas.